Skip to content
Por razones técnicas, este sitio tuvo que ser reconstruido desde cero. Algunas de sus funcionalidades y páginas anteriores se han perdido y es posible que algunos enlaces se hayan roto.

La propuesta de la Comisión Europea sobre nuevos OGM favorece la biopiratería

La Via Campesina, 07/07/2023

El 5 de julio, la Comisión Europea presentó su propuesta de cambios regulatorios con el fin de crear un nuevo marco reglamentario para determinados OGM [1]. Esta propuesta intenta generalizar la biopiratería y la privatización de todas las semillas por parte de las empresas titulares de patentes, en detrimento de los derechos de lxs campesinxs sobre las semillas. La Coordinadora Europea Vía Campesina (ECVC), que representa a lxs campesinxs europexs, pide al Parlamento Europeo y al Consejo que rechacen esta propuesta inaceptable. El análisis por parte de ECVC de estas dos propuestas se encuentra a continuación.

Respecto a los OGM que resultan de las «nuevas técnicas genómicas», la Comisión Europea pretende suprimir la trazabilidad de estas técnicas y eliminar los requisitos de etiquetado para los alimentos derivados de estos OGM. Esto ayudará a las empresas de semillas a vender estos productos a lxs gran mayoría de consumidores que deciden no comprar los OGM. Detrás de su palabrería pseudocientífica, la Comisión propone normas tan complejas que las hacen inviables. Al suprimir la obligación de trazabilidad, han aniquilado intencionadamente todos los medios para verificar la aplicación de estas normas. Es más, la Comisión ha mostrado su verdadera cara confiando las declaraciones de la industria semillera. Por un lado, cuando conviene a sus intereses, las voces de esta industria afirman que sus OGM son indistinguibles de las plantas derivadas de la selección tradicional no patentable. Sin embargo, emplean todo un arsenal de técnicas para identificar sus genes patentados y cualquier posible infracción sobre sus patentes. La industria podrá así declarar, sin temor a ser auditada, que sus semillas obtenidas mediante de “nuevas técnicas genómicas” no son fruto de estas técnicas.

Como consecuencia, lxs consumidores perderán su derecho a la información sobre lo que comen, así como su derecho de elección sobre comer alimentos libres de OGM. Al prohibir a los Estados miembros que impidan el cultivo de estos OMG en su territorio, la Comisión está eliminando de hecho los derechos de los agricultores a proteger sus campos de la contaminación genética y a cultivar cosechas libres de OMG.

Por otra parte, la pérdida de trazabilidad de los nuevos OGM y, en consecuencia, las patentes sobre sus genes, permitirá a las empresas titulares de estas patentes confiscar todas las semillas disponibles, al ampliar el alcance de estas patentes a los genes existentes en la naturaleza y en las semillas campesinas y tradicionales. Lxs agricultorxs perderán su derecho a utilizar, seleccionar e intercambiar sus propias semillas. Se verán obligadxs a comprar semillas industriales caras, dependientes de los fertilizantes y pesticidas y mal adaptadas a sus condiciones locales de cultivo.

Ya no se evaluarán los riesgos para la salud, el medio ambiente y la agricultura generados por cualquier manipulación genética artificial: lxs agricultores, la biodiversidad y lxs consumidores serán las cobayas de laboratorio. Además, como viene denunciando ECVC desde el inicio de esta iniciativa sobre “nuevas técnicas genómicas", los impactos de esta desregulación sobre el derecho europeo de patentes, y por tanto sobre los derechos de lxs agricultorxs a las semillas y sobre todo el sector agrícola libre de OGM, incluida la agricultura ecológica, nunca han sido evaluados por la Comisión Europea en su estudio de impacto.

El objetivo de esta propuesta, en resumidas cuentas, es sacrificar la agricultura campesina y biológica libre de transgénicos, que se verá condenada a desaparecer a pesar de la creciente demanda de lxs consumidorxs y de las numerosas promesas electorales de apoyar su desarrollo. Al mismo tiempo, todo nuestro abastecimiento alimentario pasará a estar bajo el control de cuatro o cinco empresas mundiales de semillas que poseen todas las patentes sobre las principales técnicas transgénicas y sobre los principales genes de interés agrícola o industrial. Es más, mientras se afirma que estos OGM pueden contribuir a la sostenibilidad, la Comisión ha roto aún más promesas, eliminando las pocas salvaguardias que existían sobre la comercialización de plantas tolerantes a herbicidas. ECVC pide al Consejo y al Parlamento Europeo que rechacen firmemente esta escandalosa propuesta y que mantengan una regulación estricta y la trazabilidad de todos los OGM.


En cuanto a la propuesta de la revisión de la legislación sobre comercialización de semillas, que también se publicó el 5 de julio, ECVC acoge favorablemente las disposiciones relativas al intercambio de semillas entre agricultores, que corresponden a los derechos ya reconocidos de los agricultores a intercambiar sus semillas. ECVC publicará en breve un análisis de esta propuesta.

Contactos:

Alessandra Turco, miembro del Comité de Coordinación de ECVC: + 39 3476427170 (IT, FR, ES)

Tove Sundström, miembro del Comité de Coordinación de ECVC: +46 706555227 (SV, EN)

Guy Kastler, grupo de trabajo sobre semillas y OGM de ECVC: +33 603945721 (FR)

Cloé Mathurin, responsable de la política de semillas y OGM de ECVC : cloe(at)eurovia.org (FR, EN, ES)


Notas

[1O sea, mutagénesis dirigida y cisgénesis.

 
temas: soberania alimentar, Europa

visitas (todas las lenguas): 12
 

Este sítio usa cookies para funcionar melhor